Jueves, 13 de marzo de 2008


Torrent
Subtítulos
Promo 4x08


Sin lugar a dudas este ha sido el episodio mas flojo de la cuarta temporada, aunque la verdad es que no soy muy objetivo porque la pareja de coreanos nunca me ha caído del todo bien. Esta vez nos han metido un flashback y un flashforward a la vez, para intentar engañarnos. En mi caso lo han conseguido porque no presté mucha atención al teléfono móvil de Jin que era casi de la prehistoria y no sabía que el año del dragón fue en el 2000. Yo sólo pensaba que el coreano era gilipollas por preocuparse más por el puto oso panda que por el nacimiento de su hijo. Luego resulta que todo era un flashback y el muñeco de peluche lleno de polvo era para el nieto del embajador chino.

El pobre Jin ha muerto, no se cuando, ni dónde, ni me importa pero tiene una tumba bien chula. Aunque cabe la posibilidad de que aún siga con vida en la isla porque en la lápida pone que murió el mismo día del accidente del avión. ¿Qué pasó con él? ¿Murió unos meses después y pusieron esa fecha para mantener la mentira que Jack contó en el juicio de Kate? ¿O sigue vivo y comiendo conejo con huevos en casa de Locke? Ni puta idea. Lo que no entiendo es que si por casualidad estuviera aún con vida, ¿para que coño va Sun a hablarle a la tumba? Por cierto, muy bonito el traje de Hurley hecho a medida. ¿Cuánta tela necesitaron para confeccionarlo?

Mientras tanto en la isla, Sun está muy mosqueada con la pelirroja y Faraday y decide marcharse con su marido hacia el poblado de Locke. ¿Es tónta? Un poco. A parte de que moriría dentro de tres semanas, no creo que el estomago de una mujer embarazada pueda resistir los guisos del calvo. Menos mal que estaba allí Juliet para impedírselo y no se le ocurrió una mejor forma que revelándole a Jin que su querida mujer le había puesto los cuernos y que no sabía de quien podía ser el hijo. La verdad es que cuando Sun está dando a luz, pensé que el niño saldría negro. Me imaginé que la coreana se había acostado con Michael en la isla. Pero al final fue fiel, al menos en la isla y salió una chinita muy graciosa. Menos mal que a Jin le dura poco el ataque de cuernos y tras hablar con el dentista en la canoa sobre el Karma, (ni el mismísimo Earl lo hubiera explicado mejor) decide perdonar a su mujer.

Por otra parte, en el barco de los locos, porque eso no es un carguero, es un manicomio flotante, Desmond y Sayid disfrutan de un exquisito desayuno a base de lima en almíbar y reciben notitas por debajo de la puerta. ¿Qué quién la escribió? Pues el infiltrado de Ben. ¿Y quien puede ser?  El más tónto del pueblo, (en este caso del barco) Michael, alias el fregonas. El que buscaba a Walt desesperadamente por toda la isla y que al parecer lo ha vuelto a perder. Ahora es el señor de la limpieza y le toca lidiar con toda la mugre del barco. Pero parece que no cumple bien con su trabajo porque se deja restos de sangre y sesos sin barrer. Por eso se ha cambiado el nombre por el de Kevin Jhonson para que su madre no se entere de lo mal que limpia.

Volviendo a las locuras de los del barco. ¿Qué coño les pasa? ¿Están todos viajando del pasado al futuro sin encontrar una constante o es otro tipo de locura? Según el capitán del barco, (ese que decía en la nota que no deberían fiarse de él) están sufriendo una especie de extraña claustrofobia marítima. Por eso leen libros al revés, clavan hachas en las paredes, se lanzan al agua encadenados, se vuelan los sesos. Lo típico en estos casos. Aunque lo mas preocupante es que los vean morir y no hagan nada. Solo les falta sentarse a tomar tranquilamente un café mientras cuentan los que se van tirando por la borda. Por cierto, ¿a dónde ha ido el piloto con el helicóptero? ¿A comprar cerveza? ¿A por más fregonas para Maikol? ¿A la isla? Vaya dónde vaya, espero que pase por una tienda de ropa y se cambie de camisa.


Karma Jin, ten Karma... digo calma

Publicado por JavierPloKoon @ 23:57  | 4? Temporada
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios